Planeta NFC en Macerar

Macerar. Cervezas artesanales y pagos del futuro

Macerar es el primer festival de cervezas artesanas que se ha hecho en el Mar del Plata. NA Producciones ha organizado este evento en el que se han presentado 60 tipos de cervezas artesanas diferentes. 

Todo un lujo para los asistentes que han podido disfrutar de una cata muy variada, con buena música y comida para acompañar los días 10, 11 y 12 de noviembre. NA Producciones ha contado con Planeta NFC para hacerse cargo de la gestión de cobros y pagos. 

Planeta NFC ha implementado una solución de pagos cashless para facilitar las transacciones económicas durante el evento, que ha tenido lugar sin ninguna incidencia. Una muy buena experiencia para los asistentes, los organizadores y los propios vendedores que han dispuesto de stand en el recinto. Los vendedores quedaron muy satisfechos con la posibilidad de acceder al panel de control desde os terminales de Planeta NFC y comprobar en tiempo real el número de ventas que llevaban y cuáles estaban siendo los productos que más se vendían entre el público.

Para el público, la posibilidad de recargar con dinero su tarjeta o pulsera a su llegada a Macerar ha resultado la opción más cómoda. Con su pulsera o tarjeta podían hacer todas las compras que quisieran en los puntos de comida y en las barras de cerveza, sin preocuparse por quedarse sin dinero en efectivo o por no tener monedas para el cambio.

Los organizadores han descubierto en el sistema cashless de Planeta NFC una solución cómoda, práctica, rápida y segura para todos. La prueba está en que se repartieron más de 6000 tarjetas y pulseras entre los asistentes, todo un éxito. Los grupos de amigos o las parejas necesitaban únicamente una tarjeta o pulsera para hacer sus consumiciones, y con este sistema agilizamos mucho los pedidos.

Tan buenos han sido las cifras arrojadas por esta primera edición de Macerar que ya se está pensando en la siguiente fecha, en enero, el verano argentino. Desde Planeta NFC estaremos encantados de volver a trabajar en un evento en el que todo ha salido a la perfección.